Posibilidades

Poema + Ejercicio de Escritura Terapéutica

Hoy me gustaría proponerte un ejercicio de Escritura Terapéutica, para conmemorar el aniversario luctuoso de Wislawa Szymborska; reconocida poeta, periodista, ensayista y traductora polaca, fue galardonada con el Premio Nobel de Literatura en 1996. Murió en Cracovia un 1º de febrero del 2012.

Regálate unos minutos para leer el siguiente poema de Wislawa, nos servirá de inspiración para nuestro ejercicio.

«Posibilidades»

Prefiero el cine.
Prefiero los gatos.
Prefiero los robles a orillas del Warta.
Prefiero Dickens a Dostoievski.
Prefiero que me guste la gente
a amar a la humanidad.
Prefiero tener a la mano hilo y aguja.
Prefiero no afirmar
que la razón es la culpable de todo.
Prefiero las excepciones.
Prefiero salir antes.
Prefiero hablar de otra cosa con los médicos.
Prefiero las viejas ilustraciones a rayas.
Prefiero lo ridículo de escribir poemas
a lo ridículo de no escribirlos.
Prefiero en el amor los aniversarios no exactos
que se celebran todos los días.
Prefiero a los moralistas
que no me prometen nada.
Prefiero la bondad astuta que la demasiado crédula.
Prefiero la tierra vestida de civil.
Prefiero los países conquistados a los conquistadores.
Prefiero tener reservas.
Prefiero el infierno del caos al infierno del orden.
Prefiero los cuentos de Grimm a las primeras planas del periódico.
Prefiero las hojas sin flores a la flor sin hojas.
Prefiero los perros con la cola sin cortar.
Prefiero los ojos claros porque los tengo oscuros.
Prefiero los cajones.
Prefiero muchas cosas que aquí no he mencionado
a muchas otras tampoco mencionadas.
Prefiero el cero solo
al que hace cola en una cifra.
Prefiero el tiempo insectil al estelar.
Prefiero tocar madera.
Prefiero no preguntar cuánto me queda y cuándo.
Prefiero tomar en cuenta incluso la posibilidad
de que el ser tiene su razón.

De: «Gente en el puente», 1986

ejercicio *

Imitando el poema de Wislawa, intenta escribir sobre las cosas que prefieres en la vida.

Muchas veces damos por hecho que pensamos de tal manera o, que tenemos ciertas prioridades. Hay momentos en los que por el contrario, no tenemos tan claras nuestras elecciones, o sentimos que nuestra capacidad de decisión está muy limitada.

Al escribir, podemos ver plasmadas todas nuestras reflexiones, las letras nos ofrecen la posibilidad de ver materializadas nuestras emociones, pensamientos y sensaciones, al mismo tiempo que nos regalan claridad.

¡Regálate la oportunidad de realizar el ejercicio! Si quieres compartirlo, puedes escribirme.

¡Un abrazo!

(* Extraído de: Adorna, R. Practicando la Escritura Terapéutica. Desclée. España, 2013.)